GRETHELL Rasúa2018-07-16T05:29:21+00:00

Project Description

“Las obras tienen ya sean por apariencia o contenido la combinación de lo bello y su contrario, donde asumo siempre la actitud de embellecer. “

Foto: Cortesía de la artista.

DECLARACIÓN DE ARTISTA. Hay una aprobación de los sentidos, cuando la apariencia de lo desagradable es transformada, es ahí donde el juicio estético sobre nuestro propio gusto cambia. Lo repulsivo se convierte entonces en algo exclusivo y costoso, el valor tanto económico como de significado es reformulado para quien experimenta dicha vivencia estética.

Me interesa asumir el arte como un modelo de comprensión personal, social y cultural. De modo general trabajo con la reformulación de juicios de valores estéticos, éticos y económicos; lo que entendemos culturalmente como bueno o malo, lo que está bien o no, la manera de percibir la belleza o fealdad de las cosas. Las obras tienen ya sean por apariencia o contenido la combinación de lo bello y su contrario, donde asumo siempre la actitud de embellecer. También empleo el sentido económico y de lo “útil” en obras de servicios que involucran la mirada del otro a través de una estética relacional. Empleo varios medios de expresión y documentación: performance, objetos, joyas, fotografía, video, environment, site specific, dibujos e instalaciones, para archivar historias, gustos, evidencias de la actividad humana del contexto donde habito.

GRETHELL Rasúa

(1983 –     )

BIOGRAFÍA. Grethell Rasúa es graduada de la Academia Nacional de Bellas Artes San Alejandro en la especialidad de grabado (2001-2004) y del Instituto Superior de Arte (2004-2009). Durante dos años cursó la Cátedra Arte de Conducta, fundada y dirigida por Tania Bruguera (2005-2007) y además, realizó una Diplomatura en Humanidades, PP. Sch de Cuba, adjunto a la Universidad Cristóbal Colón de Veracruz en México (2008-2009). Desde el 2009 hasta el 2012 trabajó como especialista y curadora en el Centro de Desarrollo de Artes Visuales (La Habana, Cuba). Más tarde, se desempeñó como profesora de la Academia Nacional de Bellas Artes San Alejandro (2013-2017).  Entre las exposiciones donde se ha presentado su obra vale destacar: Art x Cuba. Contemporary Perspectives since 1989 en la Fundación Ludwig, Alemania; Mala Yerba. Fotografía cubana contemporánea en Galería ISOLO17, Italia; Tatuar la historia: Fragmentos descentrados del arte cubano en el Pabellón de Arte Contemporáneo, Italia; El artista entre la individualidad y el contexto en la Bienal de Venecia y Variaciones contempladas en silencio en el Museo Nacional de Bellas Artes, Cuba. Grethell Rasúa fue finalista de la Beca de la Fundación Cintas en 2017. También ha sido Artista en Residencia de numerosos programas cubanos e internacionales como KulturKontakt Austria (2016), Master Artists in Residence en el Atlantic Center for the Arts (2013), Residencia Batiscafo (2010), Premio Maretti (2014), Matadero Madrid (2007), entre otros. Obras suyas forman parte de la Colección Ludwig Forum für Internationale Kunst, Colección Ella Fontanals-Cisneros, Museo Nacional de Bellas Artes, Consejo Nacional de Artes PLásticas y Daros-Latinoamérica AG.

DECLARACIÓN DE PROYECTO. El remiendo se ha convertido en una práctica habitual en Cuba, en un medio que se emplea para dar soluciones a cuestiones relacionadas con objetos listos para ser reemplazadas. Es una manera de sacarle provecho, de exprimir al máximo lo que no da para más; es la estética de lo inestable que trata de resolver el momento. Las personas han priorizado modificaciones decorativas a sus viviendas, pues no tienen la posibilidad de resolver los problemas constructivos de las mismas. A pesar de que un buen número de edificios en varias zonas se encuentran en mal estado de conservación, muchos de sus habitantes siguen viviendo en ellos y se mantienen preocupados por embellecer su pedacito. Un embellecimiento particular, con los recursos y materiales que aunque no son los idóneos, tratan de cambiar su apariencia con la ilusión de encontrar una mejor. Cubrir el hueco, tapar la suciedad con colores – con los que se tiene a mano- ocultar el error y pretender hacerlo agradable, trae como resultado una visualidad especial, una imagen precaria que se devela como metáfora en su estado natural. El entorno urbano refleja y está condicionado por comportamientos como este, que se formulan como mecanismos de subsistencia que definen una época. Cubiertas de deseos recoge un autoservicio que ha acontecido como fenómeno cultural.

Foto: Cortesía de la artista.

GRETHELL Rasúa

(1983 –     )

BIOGRAFÍA. Grethell Rasúa es graduada de la Academia Nacional de Bellas Artes San Alejandro en la especialidad de grabado (2001-2004) y del Instituto Superior de Arte (2004-2009). Durante dos años cursó la Cátedra Arte de Conducta, fundada y dirigida por Tania Bruguera (2005-2007) y además, realizó una Diplomatura en Humanidades, PP. Sch de Cuba, adjunto a la Universidad Cristóbal Colón de Veracruz en México (2008-2009). Desde el 2009 hasta el 2012 trabajó como especialista y curadora en el Centro de Desarrollo de Artes Visuales (La Habana, Cuba). Más tarde, se desempeñó como profesora de la Academia Nacional de Bellas Artes San Alejandro (2013-2017).  Entre las exposiciones donde se ha presentado su obra vale destacar: Art x Cuba. Contemporary Perspectives since 1989 en la Fundación Ludwig, Alemania; Mala Yerba. Fotografía cubana contemporánea en Galería ISOLO17, Italia; Tatuar la historia: Fragmentos descentrados del arte cubano en el Pabellón de Arte Contemporáneo, Italia; El artista entre la individualidad y el contexto en la Bienal de Venecia y Variaciones contempladas en silencio en el Museo Nacional de Bellas Artes, Cuba. Grethell Rasúa fue finalista de la Beca de la Fundación Cintas en 2017. También ha sido Artista en Residencia de numerosos programas cubanos e internacionales como KulturKontakt Austria (2016), Master Artists in Residence en el Atlantic Center for the Arts (2013), Residencia Batiscafo (2010), Premio Maretti (2014), Matadero Madrid (2007), entre otros. Obras suyas forman parte de la Colección Ludwig Forum für Internationale Kunst, Colección Ella Fontanals-Cisneros, Museo Nacional de Bellas Artes, Consejo Nacional de Artes PLásticas y Daros-Latinoamérica AG.

“Las obras tienen ya sean por apariencia o contenido la combinación de lo bello y su contrario, donde asumo siempre la actitud de embellecer. “

DECLARACIÓN DE ARTISTA. Hay una aprobación de los sentidos, cuando la apariencia de lo desagradable es transformada, es ahí donde el juicio estético sobre nuestro propio gusto cambia. Lo repulsivo se convierte entonces en algo exclusivo y costoso, el valor tanto económico como de significado es reformulado para quien experimenta dicha vivencia estética.

Me interesa asumir el arte como un modelo de comprensión personal, social y cultural. De modo general trabajo con la reformulación de juicios de valores estéticos, éticos y económicos; lo que entendemos culturalmente como bueno o malo, lo que está bien o no, la manera de percibir la belleza o fealdad de las cosas. Las obras tienen ya sean por apariencia o contenido la combinación de lo bello y su contrario, donde asumo siempre la actitud de embellecer. También empleo el sentido económico y de lo “útil” en obras de servicios que involucran la mirada del otro a través de una estética relacional. Empleo varios medios de expresión y documentación: performance, objetos, joyas, fotografía, video, environment, site specific, dibujos e instalaciones, para archivar historias, gustos, evidencias de la actividad humana del contexto donde habito.

DECLARACIÓN DE PROYECTO. El remiendo se ha convertido en una práctica habitual en Cuba, en un medio que se emplea para dar soluciones a cuestiones relacionadas con objetos listos para ser reemplazadas. Es una manera de sacarle provecho, de exprimir al máximo lo que no da para más; es la estética de lo inestable que trata de resolver el momento. Las personas han priorizado modificaciones decorativas a sus viviendas, pues no tienen la posibilidad de resolver los problemas constructivos de las mismas. A pesar de que un buen número de edificios en varias zonas se encuentran en mal estado de conservación, muchos de sus habitantes siguen viviendo en ellos y se mantienen preocupados por embellecer su pedacito. Un embellecimiento particular, con los recursos y materiales que aunque no son los idóneos, tratan de cambiar su apariencia con la ilusión de encontrar una mejor. Cubrir el hueco, tapar la suciedad con colores – con los que se tiene a mano- ocultar el error y pretender hacerlo agradable, trae como resultado una visualidad especial, una imagen precaria que se devela como metáfora en su estado natural. El entorno urbano refleja y está condicionado por comportamientos como este, que se formulan como mecanismos de subsistencia que definen una época. Cubiertas de deseos recoge un autoservicio que ha acontecido como fenómeno cultural.

error: El contenido está protegido!!!
Este sitio web utiliza cookies y servicios de terceros. Configuración Aceptar