MAYRA A. Martínez2018-06-22T05:50:52+00:00

Project Description

“…prefiero salir a la calle y tomar lo inmediato en cualquier lugar, eso que está ahí y muchas veces no vemos, seguramente por su cotidianidad.”

Foto: Cortesía de la artista.

DECLARACIÓN DE ARTISTA. La fotografía no constituye siempre para mí algo ajeno a la labor cotidiana, entiéndase periodística, que desenvuelvo. Por ejemplo, la muestra Encuentros de hoy y mañana –Ecuador 1984 y México 1986- reúne fotos de figuras de la Nueva Canción Latinoamericana, tomadas a lo largo de quince años, de coincidir en eventos y festivales. Me interesa, eso sí, la fotografía directa. Soy de las que creen firmemente y sin preocupaciones por «estar a la moda» (…) en la validez de la llamada fotografía social. Aquella que sólo exige al que está detrás del visor, honestidad y deseo de ser –seguir siendo- un simple intermediario entre los otros y la imagen. Disfruto los experimentos gráficos bien hechos e, incluso como un divertimento y sin tomarlos como un camino único, los hago y me entretengo. Pero prefiero salir a la calle y tomar lo inmediato en cualquier lugar, eso que está ahí y muchas veces no vemos, seguramente por su cotidianidad. Cuando transcurran los años y esas imágenes pierdan el nombre de su autor, quedará una modesta satisfacción si las consideran reflejo de una época. Con eso basta.

Mayra A. Martínez

(1952 –     )

BIOGRAFÍA. Licenciada en Periodismo por la Universidad de La Habana, trabaja la fotografía desde 1969. Además fue subdirectora de FOTOtécnica, «la revista para los fotógrafos de prensa cubanos» y redactora y fotógrafa profesional de la publicación -promotora del lenguaje fotográfico durante la década del ochenta en Cuba- Revolución y Cultura. Mayra Martínez también destacó por la dirección del proyecto Foto-Choque, orientado a la documentación de la juventud en el trabajo, el estudio y la defensa.

Entre sus exposiciones personales se encuentran: La mujer cubana ahora (sede del Latin American Working Group y The Canadian Women´s, Vancouver, Canadá, 1975) Carnaval (Museo Nacional de Bellas Artes, La Habana, 1981), Cuba siempre (Salón de exposiciones de la UNAM, Acapulco y la Pinacoteca de la UNAM, Puebla en 1982), Carnaval, Alegría de pueblo (sala de exhibición del Cine Yara, La Habana, 1982), Encuentros de hoy y de mañana (Festival de la Nueva Canción, Quito, Ecuador, 1984 y I Festival Internacional de los Derechos Humanos, Querétaro, México, 1986), Ciertas Soledades (Ciclo del Artista del Mes, Museo Nacional de Bellas Artes, La Habana, 1987) y Dos formas de mirar (Galería de Arte, Ciego de Ávila, Cuba, 1987). Obras suyas se presentaron en la exposición retrospectiva La fotografía en Cuba organizada por el Museo Nacional de Bellas Artes en diciembre de 1983, la I Bienal de La Habana en 1984, la exposición Hecho en Latinoamérica III, durante el Tercer Coloquio Latinoamericano de Fotografía en 1984, la ambiciosa muestra Al filo del deseo o con mirada de mujer curada por Rufino del Valle y Ramón Cabrales en el año 2006 e Islands, Contemporary Photography through the Women Eyes, comisariada por Kelly Martínez para Cuban American Phototeque Foundation en el 2013.

Su obra, testimonio de una sentir epocal, mereció doce premios nacionales y cuatro internacionales: Segundo Premio en el Concurso Internacional de fotografía El Mundo Enfocado (URSS, 1975), Gran Premio en el Concurso Internacional de Fotografía La Juventud del Mundo por La Solidaridad, La Paz y La Amistad (Polonia, 1985), Medalla de Bronce en el XXII Salón Internacional de Fotografía de Zagreb (Yugoslavia, 1985) y Premio por selección en la exposición internacional Las Americas: Towards a new perspective (Estados Unidos, 1987).

DECLARACIÓN DE PROYECTO. El carnaval cubano es alegría de pueblo…Significa hombres y mujeres que danzan y sonríen luego de construir, de amasar con esas mismas manos…Quizás al decir “fotos de carnaval” algún desprevenido exclame, desconfiado, ¡Tropicalismo! Y otro que diga, asintiendo, ¡Exotismo! Pero, quien esto exprese no conoce nuestro carnaval. Este que no esconde tristezas, ni miserias, tras un velo de euforia momentánea. Este, cuyas sonrisas, no son espejos de frustraciones, como tantas sonrisas de carnavales en tierras del Caribe o del continente americano sojuzgado. En estas fotos, la noche se abre a la luz y alegría de pueblo, y dentro de su claridad de trompetas y bailarines, de tambores y payasos, de comparsas y carrozas, reafirmamos que el carnaval es la alegría de nuestra patria…Este fue el carnaval que vi a través de mi visor. No tuve que presuponerlo, ni buscarlo. Llegó ante mí con toda su carga de connotaciones y como testigo y partícipe, sólo ejercí mi oficio, recogiendo estas imágenes. (1982)

Foto: Cortesía de la artista.

Mayra A. Martínez

(1952 –     )

BIOGRAFIA. Licenciada en Periodismo por la Universidad de La Habana, trabaja la fotografía desde 1969. Además fue subdirectora de FOTOtécnica, «la revista para los fotógrafos de prensa cubanos» y redactora y fotógrafa profesional de la publicación -promotora del lenguaje fotográfico durante la década del ochenta en Cuba- Revolución y Cultura. Mayra Martínez también destacó por la dirección del proyecto Foto-Choque, orientado a la documentación de la juventud en el trabajo, el estudio y la defensa.

Entre sus exposiciones personales se encuentran: La mujer cubana ahora (sede del Latin American Working Group y The Canadian Women´s, Vancouver, Canadá, 1975) Carnaval (Museo Nacional de Bellas Artes, La Habana, 1981), Cuba siempre (Salón de exposiciones de la UNAM, Acapulco y la Pinacoteca de la UNAM, Puebla en 1982), Carnaval, Alegría de pueblo (sala de exhibición del Cine Yara, La Habana, 1982), Encuentros de hoy y de mañana (Festival de la Nueva Canción, Quito, Ecuador, 1984 y I Festival Internacional de los Derechos Humanos, Querétaro, México, 1986), Ciertas Soledades (Ciclo del Artista del Mes, Museo Nacional de Bellas Artes, La Habana, 1987) y Dos formas de mirar (Galería de Arte, Ciego de Ávila, Cuba, 1987). Obras suyas se presentaron en la exposición retrospectiva La fotografía en Cuba organizada por el Museo Nacional de Bellas Artes en diciembre de 1983, la I Bienal de La Habana en 1984, la exposición Hecho en Latinoamérica III, durante el Tercer Coloquio Latinoamericano de Fotografía en 1984, la ambiciosa muestra Al filo del deseo o con mirada de mujer curada por Rufino del Valle y Ramón Cabrales en el año 2006 e Islands, Contemporary Photography through the Women Eyes, comisariada por Kelly Martínez para Cuban American Phototeque Foundation en el 2013.

Su obra, testimonio de una sentir epocal, mereció doce premios nacionales y cuatro internacionales: Segundo Premio en el Concurso Internacional de fotografía El Mundo Enfocado (URSS, 1975), Gran Premio en el Concurso Internacional de Fotografía La Juventud del Mundo por La Solidaridad, La Paz y La Amistad (Polonia, 1985), Medalla de Bronce en el XXII Salón Internacional de Fotografía de Zagreb (Yugoslavia, 1985) y Premio por selección en la exposición internacional Las Americas: Towards a new perspective (Estados Unidos, 1987).

“…prefiero salir a la calle y tomar lo inmediato en cualquier lugar, eso que está ahí y muchas veces no vemos, seguramente por su cotidianidad.”

DECLARACIÓN DE ARTISTA. La fotografía no constituye siempre para mí algo ajeno a la labor cotidiana, entiéndase periodística, que desenvuelvo. Por ejemplo, la muestra Encuentros de hoy y mañana –Ecuador 1984 y México 1986- reúne fotos de figuras de la Nueva Canción Latinoamericana, tomadas a lo largo de quince años, de coincidir en eventos y festivales. Me interesa, eso sí, la fotografía directa. Soy de las que creen firmemente y sin preocupaciones por «estar a la moda» (…) en la validez de la llamada fotografía social. Aquella que sólo exige al que está detrás del visor, honestidad y deseo de ser –seguir siendo- un simple intermediario entre los otros y la imagen. Disfruto los experimentos gráficos bien hechos e, incluso como un divertimento y sin tomarlos como un camino único, los hago y me entretengo. Pero prefiero salir a la calle y tomar lo inmediato en cualquier lugar, eso que está ahí y muchas veces no vemos, seguramente por su cotidianidad. Cuando transcurran los años y esas imágenes pierdan el nombre de su autor, quedará una modesta satisfacción si las consideran reflejo de una época. Con eso basta.

DECLARACIÓN DE PROYECTO. El carnaval cubano es alegría de pueblo…Significa hombres y mujeres que danzan y sonríen luego de construir, de amasar con esas mismas manos…Quizás al decir “fotos de carnaval” algún desprevenido exclame, desconfiado, ¡Tropicalismo! Y otro que diga, asintiendo, ¡Exotismo! Pero, quien esto exprese no conoce nuestro carnaval. Este que no esconde tristezas, ni miserias, tras un velo de euforia momentánea. Este, cuyas sonrisas, no son espejos de frustraciones, como tantas sonrisas de carnavales en tierras del Caribe o del continente americano sojuzgado. En estas fotos, la noche se abre a la luz y alegría de pueblo, y dentro de su claridad de trompetas y bailarines, de tambores y payasos, de comparsas y carrozas, reafirmamos que el carnaval es la alegría de nuestra patria…Este fue el carnaval que vi a través de mi visor. No tuve que presuponerlo, ni buscarlo. Llegó ante mí con toda su carga de connotaciones y como testigo y partícipe, sólo ejercí mi oficio, recogiendo estas imágenes. (1982)

error: El contenido está protegido!!!
Este sitio web utiliza cookies y servicios de terceros. Configuración Aceptar