GILDA Pérez2018-07-31T18:54:43+00:00

Project Description

“Como la fotografía americana, mi trabajo recurre casi siempre a lo simbólico”

Foto: Cortesía de la artista.

DECLARACIÓN DE ARTISTA. La mayoría de mis imágenes fotográficas han sido realizadas de manera intuitiva, quizás respondiendo a un modo de ver que forma parte de una tradición fotográfica. Exceptuando, claro está, trabajos como Paisajes de patio, Los pasajeros o Fuera de casa que responden a un concepto ideado con antelación.

Mi concepción con respecto a la fotografía es que lo más importante, más allá del tema, son su composición, encuadre, en fin su belleza. Estoy influenciada por fotógrafos como Cartier Bresson, Robert Frank o Lee Fredlander. Como la fotografía americana, mi trabajo recurre casi siempre a lo simbólico. Paisajes de patio es una serie intimista, una visión del mundo donde se desarrolló mi infancia. Es el intento de asumir la mirada, de su mundo, de un niño. Fuera de casa, también intimista, es la exploración de los hogares que me han dado y me dan cobijo lejos de casa. La casa que va cambiando de geografía. La casa que llevamos a donde vamos.

Como decía Bresson: “fotografiar es poner la cabeza, el ojo y el corazón en el mismo punto de mira”.

GILDA Pérez

(1954 –     )

BIOGRAFÍA. Gilda Pérez comenzó su carrera en 1978 en La Habana bajo la tutela del maestro Tito Álvarez y de su esposo, el también reconocido fotógrafo, Ramón Grandal (1950-2017). Ambos residieron en Venezuela desde 1993 y continuaron ampliando su trayectoria desde una perspectiva fotográfica distinta. Gilda Pérez es una de las pioneras de la fotografía conceptual dentro de Cuba. El lenguaje de su obra sigue consecuentemente una visión intimista y simbólica de la realidad, lo que la aleja de las tendencias que predominaban en la fotografía documental tanto en su país natal como en Latinoamérica.

Ha participado en numerosas exposiciones colectivas en Cuba, México, Brasil, Venezuela, Canadá, Estados Unidos, España, Suiza, Alemania, Francia, Italia, Hungría y otros países, destacándose: Imagen de Nosotros II. Seis jóvenes fotógrafos cubanos. Universidad de California, E.U, 1982, primera exposición de fotografía cubana en Estados Unidos de América después de 1959. Exposición Retrospectiva. Museo Nacional de Bellas Artes. Cuba, 1983. Hecho en Latinoamérica III. Tercer Coloquio Latinoamericano de Fotografía. Museo Nacional de Bellas Artes, Cuba, 1984. Imágenes del hombre. Fotografía cubana desde 1959 hasta hoy. Photokina, Alemania, 1988. Canto a la realidad. Fotografía Latinoamericana 1860-1992. Casa de América, España, 1993. Romper los márgenes. Encuentro Latinoamericano de Fotografía. Museo de Artes Visuales Alejandro Otero, Venezuela, 1993. Cuba: 100 años de fotografía. PhotoEspaña 98. Casa de América, España, 1998. Antología de la Fotografía Cubana 1898-1998, 1998; Primera Bienal Internacional de Fotografía Venezuela 2006, Museo Alejandro Otero, Venezuela, 2006 y Un mundo, varios puntos de vista. Encuentro con fotógrafos notables:Magnum Photos/ Venezuela. Museo Jesús Soto y Museo Alejandro Otero, Venezuela, 2007.

Algunos libros donde se ha publicado su trabajo son Canto a la realidad, Fotografía Latinoamericana 1868-1992, Lunwerg Editores, Madrid, España; Cuba: 100 años de fotografía, Antología de la Fotografía Cubana 1898-1998, Editorial Mestizo, España y Memoria: Artes Visuales Cubanas del Siglo XX, Editorial California International Art Foundation, USA, 2003. Sus fotografías forman parte de las colecciones del Musée de l’Elysée en Suiza, el Consejo Mexicano de Fotografía, el Museo de Bellas Artes de Cuba, la Fototeca de Cuba, el Museo de Bellas Artes de Caracas, Photoforum Pasquart en Suiza, LUAG. Lehigh University Art Galleries en Pennsylvania y Casa de Las Américas, La Habana, Cuba. (Kelly Martínez, 2005)

DECLARACIÓN DE PROYECTO. Los pasajeros (1993) es una obra sin precedentes en la historia de la fotografía cubana, cuya filosofía hubo de resumirse durante años, en aquella frase con que un fotógrafo del país, de menor estatura artística que prestigio, tituló un libro: El cubano se ofrece.

En Los pasajeros no están los personajes populares cubanos, singulares y simpáticos, elevados a la categoría de prototipos nacionales; tampoco los héroes cotidianos del proyecto revolucionario, sino la gente anónima, de historia desconocida, que se amontona y despersonaliza en el transporte colectivo. No hay contactos. Los rostros acusan gravedad y concentración interior. El fotógrafo puede actuar inadvertido. La fotografía de Gilda es excesivamente cruda, pese a su aparente neutralidad.

La lancha de Regla, escenario de este encuentro, cruza la bahía habanera en pocos minutos. Pero Gilda manipula el tiempo de este viaje, hasta detenerlo. Sospecho que, con estas fotos, está haciendo también su autobiografía.

*Fragmento tomado de José Antonio Navarrete. Encuentro de Fotografía Latinoamericana. Romper Los Márgenes. Caracas, 1993.
Foto: Cortesía de la artista.

GILDA Pérez

(1954 –     )

BIOGRAFÍA. Gilda Pérez comenzó su carrera en 1978 en La Habana bajo la tutela del maestro Tito Álvarez y de su esposo, el también reconocido fotógrafo, Ramón Grandal (1950-2017). Ambos residieron en Venezuela desde 1993 y continuaron ampliando su trayectoria desde una perspectiva fotográfica distinta. Gilda Pérez es una de las pioneras de la fotografía conceptual dentro de Cuba. El lenguaje de su obra sigue consecuentemente una visión intimista y simbólica de la realidad, lo que la aleja de las tendencias que predominaban en la fotografía documental tanto en su país natal como en Latinoamérica.

Ha participado en numerosas exposiciones colectivas en Cuba, México, Brasil, Venezuela, Canadá, Estados Unidos, España, Suiza, Alemania, Francia, Italia, Hungría y otros países, destacándose: Imagen de Nosotros II. Seis jóvenes fotógrafos cubanos. Universidad de California, E.U, 1982, primera exposición de fotografía cubana en Estados Unidos de América después de 1959. Exposición Retrospectiva. Museo Nacional de Bellas Artes. Cuba, 1983. Hecho en Latinoamérica III. Tercer Coloquio Latinoamericano de Fotografía. Museo Nacional de Bellas Artes, Cuba, 1984. Imágenes del hombre. Fotografía cubana desde 1959 hasta hoy. Photokina, Alemania, 1988. Canto a la realidad. Fotografía Latinoamericana 1860-1992. Casa de América, España, 1993. Romper los márgenes. Encuentro Latinoamericano de Fotografía. Museo de Artes Visuales Alejandro Otero, Venezuela, 1993. Cuba: 100 años de fotografía. PhotoEspaña 98. Casa de América, España, 1998. Antología de la Fotografía Cubana 1898-1998, 1998; Primera Bienal Internacional de Fotografía Venezuela 2006, Museo Alejandro Otero, Venezuela, 2006 y Un mundo, varios puntos de vista. Encuentro con fotógrafos notables:Magnum Photos/ Venezuela. Museo Jesús Soto y Museo Alejandro Otero, Venezuela, 2007.

Algunos libros donde se ha publicado su trabajo son Canto a la realidad, Fotografía Latinoamericana 1868-1992, Lunwerg Editores, Madrid, España; Cuba: 100 años de fotografía, Antología de la Fotografía Cubana 1898-1998, Editorial Mestizo, España y Memoria: Artes Visuales Cubanas del Siglo XX, Editorial California International Art Foundation, USA, 2003. Sus fotografías forman parte de las colecciones del Musée de l’Elysée en Suiza, el Consejo Mexicano de Fotografía, el Museo de Bellas Artes de Cuba, la Fototeca de Cuba, el Museo de Bellas Artes de Caracas, Photoforum Pasquart en Suiza, LUAG. Lehigh University Art Galleries en Pennsylvania y Casa de Las Américas, La Habana, Cuba. (Kelly Martínez, 2005)

“Como la fotografía americana, mi trabajo recurre casi siempre a lo simbólico”

DECLARACIÓN DE ARTISTA. La mayoría de mis imágenes fotográficas han sido realizadas de manera intuitiva, quizás respondiendo a un modo de ver que forma parte de una tradición fotográfica. Exceptuando, claro está, trabajos como Paisajes de patio, Los pasajeros o Fuera de casa que responden a un concepto ideado con antelación.

Mi concepción con respecto a la fotografía es que lo más importante, más allá del tema, son su composición, encuadre, en fin su belleza. Estoy influenciada por fotógrafos como Cartier Bresson, Robert Frank o Lee Fredlander. Como la fotografía americana, mi trabajo recurre casi siempre a lo simbólico. Paisajes de patio es una serie intimista, una visión del mundo donde se desarrolló mi infancia. Es el intento de asumir la mirada, de su mundo, de un niño. Fuera de casa, también intimista, es la exploración de los hogares que me han dado y me dan cobijo lejos de casa. La casa que va cambiando de geografía. La casa que llevamos a donde vamos.

Como decía Bresson: “fotografiar es poner la cabeza, el ojo y el corazón en el mismo punto de mira”.

DECLARACIÓN DE PROYECTO. Los pasajeros (1993) es una obra sin precedentes en la historia de la fotografía cubana, cuya filosofía hubo de resumirse durante años, en aquella frase con que un fotógrafo del país, de menor estatura artística que prestigio, tituló un libro: El cubano se ofrece.

En Los pasajeros no están los personajes populares cubanos, singulares y simpáticos, elevados a la categoría de prototipos nacionales; tampoco los héroes cotidianos del proyecto revolucionario, sino la gente anónima, de historia desconocida, que se amontona y despersonaliza en el transporte colectivo. No hay contactos. Los rostros acusan gravedad y concentración interior. El fotógrafo puede actuar inadvertido. La fotografía de Gilda es excesivamente cruda, pese a su aparente neutralidad.

La lancha de Regla, escenario de este encuentro, cruza la bahía habanera en pocos minutos. Pero Gilda manipula el tiempo de este viaje, hasta detenerlo. Sospecho que, con estas fotos, está haciendo también su autobiografía.

*Fragmento tomado de José Antonio Navarrete. Encuentro de Fotografía Latinoamericana. Romper Los Márgenes. Caracas, 1993.
error: El contenido está protegido!!!
Este sitio web utiliza cookies y servicios de terceros. Configuración Aceptar